Los extraños patricios


25 May 2010

Son personas con el aura que da un buen traje, una corbata a juego, camisa con el cuello a la moda y zapatos que masajean sus pies. Sus cabellos son canos (en general) y sus rostros estólidos muestran los rasgos de la serenidad necesaria para las complejas decisiones que toman cada día. Son el soporte discreto, fuera de las cámaras, de las estructuras del país y merecen cobrar cantidades que, injustamente, consideramos exorbitante. Pues bien, ahora descubrimos que estos patricios, son puro disimulo. En realidad son estatuas de escayolas animadas, exclusivamente, por la codicia y que han llevado al país por su ignorancia o su triste ambición al borde del abismo. Son gente que se mueve entre la osadía con los bienes de otros y un miedo cerval con lo indignamente conseguido con su pirotecnia financiera. Espero que sí, desgraciadamente y por su estupidez, España es arrastrada al abismo que han construidos otros como ellos para comunidades de seres humanos (y sus hijos), que miran con ojos asombrados el precio que tendrán que pagar durante largos años, recordemos quienes estuvieron detrás del desastre. No habrá que buscarlos lejos, estarán en sus sillones de diseño preparados abnegadamente para aportar su esfuerzo al país tropical en el que recalen. (Publicado en Cartas al Director del diario El País de 27 de abril de 2010)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.