Psicología del jubilado (2)

Ya está resuelto el problema de la ausencia de problemas que provoca el crecimiento indebido de pequeñas cosas hasta la categoría de las grandes. Se trata de situar la minucia crecida artificialmente insertándola en un marco más amplio. Hay que esforzarse repitiéndose a si mismo que es una estupidez hasta generar un nuevo patrón mental en el que se cambia la escala del problema reduciéndolo a la dosificación homeopática. Funciona. Para ello hay que tener o construir previamente ese marco más amplio. Es decir, hay que pensar en grande. Buscar grandes asuntos: las consecuencias del Brexit, la pertinencia de que una sardina retoce en agua dulce o que las chicas lleven refajo el día del Bando de la Huerta.

Resuelto esto, vamos a otro problema indentificado en estos días de jubilado novato. La selección de los asuntos de que ocuparse y su orden jerárquico. Hablo de asuntos legítimos y que no producen obsesiones. Relación no ordenada en ningún sentido, salvo el freudiano de la escritura espontánea: música, orden documental, testamento vital, deporte, lectura, descanso, idiomas, viajes, compromiso social. Solución hace falta un criterio (o dos). Pongamos la disciplina, el placer (intelectual) y la belleza.

Según estos criterios parece que deporte y orden pertenecen al ámbito disciplinario . Pues sí. No es posible el placer si no están las cosas en su sitio (documentos, recuerdos, libros…) y el cuerpo está desatendido. El deporte o, al menos, la acción deben realizarse aunque no apetezca. Va en ello la prolongación digna de la vida. No puede uno convertirse en una cabeza sobre un cuerpo inerte. Una especie de tetraplejia voluntaria. Pongamos, pues orden y movamos sistemáticamente el cuerpo. Ojo a la flexibilidad tanto como la fuerza. Ya tenemos las bases. Ahora, la familia. Los cinco primeros años de mi vida profesional estaba soltero, pero los siguientes cuarenta no. Una dedicación regida por la búsqueda inútil pero necesaria de la perfección quitó horas a la familia que le son debidas. No hubo gran menoscabo, pues todo está en su sitio emocional, pero es hora de estar más atentos al respecto. He empujado pocos carros del “super” por no estar en el sitio. Empujaré ahora todos los necesarios y, además, haré recados sin pereza y, aunque reconozco la injusticia, no cometeré la impostura de pertenecer, probablemente, a la última generación que ha disfrutado de un matrimonio con una superwoman. Pero ahora es la hora del super-granddad. Sin capa, sin mallas, sin musculatura artificial, sin volar, sin levantar un tanque con el meñique, sin venir de Kripton, sino de la carretera de Alcantarilla y San Nicolás; de Tetuán y la colonia española; de quince años de felicidad profesional inesperada en la universidad; del goce la amistad sin exigencias de contrapartida.

A continuación el placer intelectual. Pagaré mi deuda con la filosofía y aprenderé inglés a pesar de que el francés y alemán se van a poner de moda. Dirigiré una mirada atenta, muy atenta a los aspectos intelectuales de la Arquitectura y sus resultados. Mi consolidado interés como ciudadano y mi convivencia intensa con arquitectos en mis años de director de la ETSAE me impulsan a ese arriesgado ejercicio. Aíslo la Arquitectura del criterio de belleza no porque no incorpore fundamentalmente esta cualidad en sus propósitos, sino porque su fusión necesaria con la funcionalidad, origen de la mayoría de sus problemas sociales, la convierte en una perla solitaria que requiere una atención especial.

Finalmente, la belleza para provocar intencionadamente en mi cuerpo (que como es sabido tiene mente) todos los placeres que los artista plásticos, literarios y escénicos han sido capaces de poner a disposición de sus congéneres. Espero entrar en un mundo feérico y salir sólo a respirar aire racional de vez en cuando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s