Imputs

Todos los días recibimos imputs en tal cantidad que nos obligan a una cuidadosa selección de la agobiante masa de información política, social o doméstica. Las redes sociales multiplican el efecto hasta producir la parálisis de muchos. Parálisis de la que se liberan mediante discusiones alrededor de un café, twits, artículos de Facebook o escribiendo en un blog. Naturalmente me refiero a la gente ordinaria, porque los políticos con sus declaraciones y los periodistas con sus artículos y columnas ya lo hacen por profesión. Todos, en definitiva, experimentamos la necesidad de expresarnos, de comunicar a los demás lo que pensamos acerca de cuestiones serias o frívolas. Los imputs de información se traducen en outputs una vez atraviesan nuestros patrones sentimentales e intelectuales. Dado el carácter amateur de estas expresiones las llamaré (al menos a las mías) “Ocurrencias” para no darles más seriedad de la que puedan merecer por su contenido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s