Radio para adultos


02 Nov 2012

Recuperado de la sorpresa de encontrar este fin de semana una radio refrescante, tengo que celebrar la llegada de Javier Del Pino al programa “A vivir que son dos días”. Por cierto, que el nombre del programa no debería cambiarse para mayor contraste. Es un título que evoca la disipación de la pasada década y que ahora etiqueta, por lo que promete, un encuentro con la realidad en vivo que pone en evidencia la somnolencia premeditada provocada por la necesidad de algunos de neutralizar el neocortex de los ciudadanos. Bienvenido, pues, un enfoque en el que se escucha el primer día que está en marcha una revolución de lo ricos que han dicho ¡basta ya! Basta ya de dar al empleado más de lo estrictamente necesario para la supervivencia. Las élites económicas parece ser que en vez de imitar al noruego lo hagamos con el africano o asiático. Aspiración que como burbujas en la superficie de una charca infecta anuncian una erupción, alguno de cuyos brotes ya ha sido emitido por el dueño de una cadenas de supermercados. Nos alegramos de oír una radio en la que sabemos que los que se juegan la vida para golpear con una foto o una crónica que describe lo peor de cada casa, son maltratados y, si se descuidan, no cobran. Bien hallada una radio fresca procedente de un pino mediterráneo que promete dar buena sombra. Bienvenida sea, en definitiva, una radio para adultos. (Carta enviada y no publicada en El País el 9 de septiembre de 2012)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.