Los últimos serán los primeros


21 Ago 2011

Mientras los jueces sigan cayendo en el juego de prestidigitación de los informes técnicos las altas direcciones de las empresas quedarán impunes por las consecuencias de sus decisiones. Los grandes desastres (el vuelo JK 5022 de Spanair, el depósito de Melilla, la presa de Tous, la balsa de Aznalcóllar) siempre, salvo sabotaje criminal, tienen origen en un 80 % en las altas estrategias de las empresas. Las normas internacionales ISO 9000 establecen con claridad la responsabilidad de la alta dirección. Sin embargo lo jueces simulando ignorancia se limitan a esconderse detrás de los informes técnicos (muchas veces cuajados de corporativismo) para dictar sentencia. Y un informe técnico, como su nombre indica, sólo puede dilucidar aspectos técnicos del accidente, no fijar responsabilidades y, mucho menos establecer conexiones abstractas con la alta dirección. Para eso hace falta una cuidadosa investigación del juez instructor que debe comprobar el clima o las instrucciones de código rojo, órdenes directas sin registro, etc, que tapizan la vida cotidiana de una organización. Este clima enmarcado en las tendencias actuales hacia el low cost sólo puede llegar a low safety o low quality. Mientras esto no se comprenda se drenarán las desgracias encarcelando o desgraciando vidas profesionales sin más capacidad que decir que no perdiendo el empleo. Hace falta inteligencia y sutileza para saber que el que marca el gol, el que físicamente deposita el balón en la red no es más que el último eslabón de una cadena compleja que empieza en la prudencia (o en temeridad) del presidente del club. Además de que cuando las condiciones económicas son irracionales ni la más cumplidora cadena de producción es capaz de sacar algo en condiciones por el otro extremo. Seguimos en la cultura judicial de castigar al que no tiene poder y dejar impune al que lo tiene todo. Aquel con mono y éste con alpaca. Así sufrieron condenas ingenieros de Tous y Melilla y, ahora, parece que va a pasar lo mismo con los mecánicos de Spanair.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.