Me falta gente en la cárcel


19 Oct 2008

financiero

En el Crash del 29 los potentados se suicidaban. En el del 08 se van de juerga a un resort. Ya no quedan hombres (ni mujeres). En todo caso, no puede ser que una serie de actores obscenamente codiciosos (remember Keneth Lay) y un serie de controladores obscenamente corruptos (remember Arthur Andersen), con la ayuda de generosos predicadores de la ortodoxia bancaria (remember Amusátegui y Corcóstegui) hayan creado tal clima de irresponsabilidad que comprometan la vida real de tres generaciones sin castigo. Porque ¿qué va a ser de la salud, la educación, las jubilaciones… tras este dispendio de dinero público?. Y ¿qué decir de los responsables políticos que están dando vueltas temerosas alrededor del problema sin abordarlo de frente?. Están esperando mucho para llevar a cabo la única acción posible: gestionar de forma coordinada todos los bancos del país para que el crédito vuelva a la economía real saltando por encima de los problemas particulares de cada uno de ellos. Cuanto más se tarde, más daño y más cólera. Si Paul Getty dijo aquello de que “cuando corra la sangre, ¡compra!”, que sus descendientes vayan preparando el dinero. Me falta gente en la cárcel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.