¿Por qué no?


27 Ene 2008

Hay muchas etiquetas con las que nombrar la época, pero la más potente y, al tiempo, banal es la pregunta ¿por qué no? Con ella se demuele la seguridad de cualquier discurso o creencia. Nunca hasta esta semana había conocido un ejemplo más ejemplar de lo que esa pregunta significa y me van a entender enseguida. Se trata de las declaraciones de ese empresario que´dice no necesitar el dinero, pero no renuncia a él aunque esté ligado a la muerte de un niño. ¿Por qué no va a tratar de cobrar una indemnización por los daños sufridos por su débil coche al chocar con el potente cuerpo del niño? A ver, ¿por qué no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.